Opera con precaución. Los contratos por diferencia (CFD) son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73.62% de las cuentas de los inversionistas minoristas pierden dinero en Quantfury al operar CFD a precios spot en tiempo real de las bolsas globales y de criptomonedas sin ningún tipo de comisión. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Gaceta Diaria de Quantfury

🌳Medioambiente

Un envase vale más que mil palabras

por
Miguel F colaborador

Es una especie de superhéroe de la industria. Debe proteger a los productos, a la vez que facilita su almacenaje y distribución e informa a los consumidores sobre la composición de los mismos. También debe ser lo suficientemente atractivo en términos estéticos para no pasar inadvertido frente a sus competidores; Estamos hablando del «Packaging». Seguramente cuando los egipcios crearon los primeros envases de vidrio hace 3500 años para solucionar la problemática de transportar agua y alimentos, no imaginaron que estaban cambiando la historia para siempre. No fue hasta el siglo XIX que llegarían de forma masiva los envases flexibles como las bolsas de papel y las cajas de cartón, y luego la industrialización del siglo XX nos traería los primeros envases metálicos y plásticos, que son los que actualmente predominan en el mercado.

Posteriormente, los envases dejarían de cumplir únicamente la función de proteger y facilitar el traslado del producto, y se convertirían también en una potente herramienta de marketing, utilizando a la comunicación visual como su aliada. La competencia entre marcas y la exhibición de los productos en las góndolas de los mercados, crearon las condiciones para que los envases, hasta el momento con formas básicas y colores pocos llamativos, pasaran a ser elementos de impacto que influyen directamente en la elección del consumidor. Quizás esta carrera por generar impacto a través de colores, formas y materiales variados, llevaron a que olvidáramos algo fundamental: Una vez adquirido un producto, el packaging del mismo es esencialmente basura, y de esta forma estamos devolviéndole al mundo millones de toneladas de basura que hace tan solo algunas décadas ni siquiera existían.

Las crecientes preocupaciones en materia ecológica y ambiental, indujeron a la unión de todos los actores participantes en la cadena de fabricación de packaging bajo un fin común: Crear materias primas y procesos que logren una industria más sostenible. Por el lado de la impresión y personalización de packaging, podemos mencionar a HP (NYSE: HPQ) y Xerox (NYSE: XRX) que apuestan por la fabricación de tintas de base agua, reemplazando a los solventes altamente contaminantes utilizados frecuentemente por la industria gráfica. Tenemos también el caso de BASF SE (BATS EU: BAS) que ofrece soluciones novedosas como «Ecovio», un biopolímero compostable (se degrada biológicamente formando compost) que puede reemplazar al clásico papel que se utiliza por ejemplo para envolver los alimentos en las cadenas de comida rápida como McDonald´s (NYSE: MCD). Por su parte, 3M (NYSE: MMM), aporta soluciones como su polímero Scotch 3520, de utilización en máquinas de embolsado, y conformado por un 100% de materiales compostables.

Otro de los detonantes de la aceleración de esta industria, fue la llegada del Covid 19, ya que incrementó exponencialmente el comercio Online, y por ende el envío de paquetería a domicilio. En este punto es donde no podemos dejar de mencionar a Internacional Paper Co (NYSE: IP), uno de los principales fabricantes de materiales para envases del mundo (principalmente papel y cartón) y dueño de la mayor cantidad de hectáreas destinadas a tala de madera en todo EEUU. Esta empresa asumió el compromiso de la reforestación de los bosques de su propiedad, para lograr que en el año 2030 el 100% de los productos que genere sean reutilizables, reciclables o compostables.

Por otro lado, el Covid 19, también cambió los hábitos de compra de muchos consumidores, haciendo que gran parte de ellos se inclinen por la adquisición de alimentos envasados, por una cuestión de higiene y seguridad. Esto aceleró la investigación y desarrollo de envases antibacterianos y antimicrobianos, y abrió las puertas para la investigación de envases que tengan propiedades antivirales. En este área se desenvuelve la empresa Sealed Air (NYSE: SEE), conocida por ser la inventora de esas famosas láminas plásticas cubiertas con burbujas de aire para la protección de objetos delicados. Ante el exceso de plástico utilizado para envasar y conservar alimentos, la empresa lanzó al mercado su solución «Cryovac BDF Film», una lámina transparente que conserva las cualidades de los alimentos por más tiempo al evitar la generación de bacterias, a la vez que utiliza un 60% menos de plástico que otros productos similares.

En referencia a la industria alimenticia, no podemos pasar por alto a las bebidas. PepsiCo (NASDAQ: PEP), presentó su programa Pep+, que apunta a la transformación estratégica poniendo a la sustentabilidad como eje central, y se plantea reducir en un 50% la utilización de plástico en sus empaques para el año 2030. También debemos mencionar los esfuerzos de la empresa Ball Corp (NYSE: BALL), quién es uno de los principales fabricantes del mundo de latas de aluminio para alimentos, y desarrolla campañas de concientización a través de las redes sociales para inducir a la gente a la separación de residuos, (paso fundamental, para la cadena de reciclaje), ya que el aluminio posee la particularidad de poder ser reciclado infinitas veces.

Como podemos observar, el foco de la industria del packaging a futuro está puesto en la sostenibilidad. Actualmente, se generan por año en el mundo más de 400 millones de toneladas de plástico, de los cuales la tercera parte se destina a la fabricación de packaging, pero el cambio de tendencia actual busca la mayor utilización de papel, cartón y polímeros biodegradables y compostables. Por otro lado, los avances científicos nos acercan materiales como el bioplástico, un plástico cuyo origen no está en el petróleo sino en un cultivo, como por ejemplo el maíz, logrando de esta forma un proceso de fabricación más amigable con la naturaleza. Lo cierto es que la industria del packaging es tan amplia y necesaria que hay mucho trabajo por hacer en los años venideros, pero sin dudas es un caso ejemplar que demuestra como todos los actores involucrados en una industria pueden unirse con un fin común, y comenzar a resolver problemáticas preocupantes en lapsos muy cortos de tiempo.

3
0

¿Quieres publicar un artículo en la Gaceta Diaria de Quantfury? Aprende más.