Opera con precaución. Los contratos por diferencia (CFD) son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73.62% de las cuentas de los inversionistas minoristas pierden dinero en Quantfury al operar CFD a precios spot en tiempo real de las bolsas globales y de criptomonedas sin ningún tipo de comisión. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Gaceta Diaria de Quantfury

🖥️Tecnología
🎭Entretenimiento

Tesla no tiene problemas de seguridad; tiene un problema llamado Elon

por

Es un mal momento para ser multimillonario.

Bueno, puede sonar un poco fuerte. Nunca es un mal momento para ser multimillonario. Claro, es posible que no le gustes mucho a la gente, pero probablemente puedas lidiar bastante bien con esto en tu mansión frente al mar o conduciendo tu auto deportivo de $250,000.

El dinero no puede comprarte el amor, ¿dices? ¿Estás seguro de eso?

Sin embargo, eso no cambia el hecho de que hay muchas personas en el mundo en este momento que no están contentas con la disparidad de riqueza que vemos y que está provocando que los vientos políticos cambien cada vez más. Aún está por verse en qué medida esos cambios afectarán la capacidad de los muy ricos para permanecer así, pero si eres multimillonario en este momento, probablemente sea mejor mantener un perfil bajo.

Permíteme repetir eso para los chicos ruidosos que tuitean cosas raras. Sí, te estoy hablando, Elon.

Baja la cabeza, cállate y sigue adelante. Ese debería ser tu mantra porque si sigues asomando la cabeza por encima del resto, alguien intentará cortártela. Hablo en sentido figurado, por supuesto (esperemos), pero para decirlo de manera menos colorida, llamar la atención sobre ti mismo terminará costándote dinero.

Basta con mirar a Tesla (NASDAQ: TSLA) durante la semana pasada. La compañía de Elon Musk la pasó mal en el mercado después de ser noticia por supuestos problemas de seguridad en sus vehículos autónomos.

Cuando comenzó a conocerse la noticia de que la familia de la víctima de un accidente la estaba demandando por homicidio culposo, la acción se situaba en 681,71 dólares. Durante la semana, cayó bruscamente y ahora se sitúa en 644,65 dólares. Una caída del 5,18% en una semana no es algo para descartar.

Y no tenía por qué ser tan malo. Claro, los operadores de titulares siempre reaccionarán ante malas noticias como esa para cualquier acción. Sin embargo, en el caso de Tesla, los titulares fueron mucho más dramáticos y duraderos de lo que deberían haber sido.

Con la salvedad de que la pérdida que experimentó esta familia en específico fue real y desafortunada, la realidad es que fue una situación atípica. Tesla no tiene problemas de seguridad en sus vehículos autónomos.

Puede respaldar eso con estadísticas: los autos están experimentando una tasa de accidentes de 1 por cada 4.2 millones de millas conducidas. Eso es nueve veces más seguro que la tasa de accidentes en los Estados Unidos, donde los Teslas se conducen principalmente.

Los coches autónomos salvarán vidas. Cien por ciento. Lo harán. El problema aquí no es de seguridad, es de percepción y gestión de relaciones públicas.

Y ahí es donde el perfil muy público de Musk, y, siendo sinceros, extraño, perjudica a la empresa. Hay otras empresas en el sector de la conducción autónoma a las que no les abruman las cuestiones de seguridad. Y están más que felices de dejar que Tesla se haga cargo, mientras ellos siguen adelante.

Agachar la cabeza y seguir adelante, o tal vez «hacer un Bezos» y simplemente concentrarse en sus juguetes espaciales, es exactamente lo que Musk debe hacer ahora.

Tanto para su beneficio como para el de Tesla.

0
0

¿Quieres publicar un artículo en la Gaceta Diaria de Quantfury? Aprende más.