Opera con precaución. Los contratos por diferencia (CFD) son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73.62% de las cuentas de los inversionistas minoristas pierden dinero en Quantfury al operar CFD a precios spot en tiempo real de las bolsas globales y de criptomonedas sin ningún tipo de comisión. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Gaceta Diaria de Quantfury

🖥️Tecnología

La era del «hágalo usted mismo»

por
Miguel F Colaborador

La era de la información, también conocida como Era Digital, provocó un auge sin precedentes en la velocidad en que los seres humanos obtenemos y compartimos conocimientos. Casi sin darnos cuenta, a diario utilizamos buscadores, redes sociales y hasta plataformas de video para resolver dudas que nos puedan surgir en el día a día. Desde reparar un desperfecto en el hogar o el automóvil, hasta comparar determinados productos para saber cuál se adapta mejor a nuestras necesidades. Todo está en la Web, si sabemos cómo y dónde buscar, y utilizar nuestra intuición y ojo crítico para discernir entre la información útil y fiable de aquella repetitiva o con pocos fundamentos.

En medio de este mar de información de todo tipo, surge una nueva figura: «El autodidacta». Quizás sin darnos cuenta, todos obtuvimos algunas de nuestras habilidades principales o secundarias por fuera del sistema educativo habitual. Ya sea por curiosidad e investigación o por el método de «prueba y error», aprendimos a realizar tareas que en ocasiones no tienen mucho que ver con nuestra profesión principal. Algunos eventos recientes, como la cuarentena a causa del virus Covid 19, sirvieron de detonante para que muchos nos aventuremos en emocionantes proyectos en el hogar al no poder optar por el servicio de un contratista. Esto desencadenó un auge del «hágalo usted mismo», principalmente en lo que refiere a reparación y refacción del hogar, ya que el hecho de permanecer más tiempo en él, nos instó a querer mejorarlo e incluso optimizarlo para que cumpla la función de espacio de trabajo.

En contraparte, las empresas relacionadas con el rubro también necesitaban reinventarse, para abastecer a un público principiante que había absorbido un importante caudal de información en muy poco tiempo, y no descansaría  hasta encontrar ese producto que lo había fascinado en algún tutorial visto en su red social favorita. Así fue como empresas de la talla de Sherwin-Williams (NYSE: SHW) o Stanley Black & Decker (NYSE: SWK) pusieron manos a la obra y en tiempos acelerados mejoraron notablemente su experiencia de usuario. En el caso de Sherwin-Williams (empresa líder en la fabricación y venta de pinturas y productos relacionados), fue notoria la mejoría en el sistema de realidad aumentada «ColorSnap Visualizer» con el que venía experimentando desde hace algunos años. 

Mediante el uso de su App, podemos obtener una previsualización muy realista de cómo se verán nuestros ambientes pintados con cualquiera de los colores de la extensa gama que ofrece, incluso simular el espacio con diferentes tipos de iluminación, lo cual es de una ayuda imprescindible para el usuario con pocos conocimientos en decoración o aquellos que estaban por tomar una decisión arriesgada. 

También presentó su nueva tecnología «ColorSnap Match», compuesta por un mini scanner bluetooth portátil que al hacer contacto con cualquier superficie, automáticamente detecta el color de la misma y se conecta a su respectiva App para brindarnos información detallada como la composición del color, el código del mismo en la paleta de colores, rendimiento estimado por metro cuadrado, etc. Por otro lado, también lanzó una serie de tutoriales a través de sus redes sociales, orientados a usuarios de conocimientos básicos y medios.

En el caso de Stanley Black & Decker (empresa líder en la fabricación de herramientas de refacción eléctricas y manuales), la apuesta fue realmente novedosa y experimental, ya que los consumidores habituales de la marca eran principalmente profesionales o usuarios entendidos en el rubro. Con el cambio de paradigma, debería dar la bienvenida a un nuevo público con exigencias y poca experiencia, presentando ésto una oportunidad ideal para mejorar o incluso reinventar determinadas herramientas, simplemente escuchando todo lo que este nuevo público tenía para decir. 

Así fue que creó su división Stanley X, un negocio de innovación que, utilizando la descentralización, nace con el objetivo de resolver problemas puntuales. Mediante una red de profesionales distribuidos por todo el mundo, aborda una nueva serie de problemáticas y exigencias. La red está sostenida por profesionales de muchos campos. En ella intercambian ideas, diseñadores, tecnólogos, empresarios, estrategas, etc., que buscan mejorar el desarrollo de nuevas y revolucionarias herramientas en base a todo el nuevo caudal de información aportada por sus nuevos consumidores. El negocio está estructurado de forma descentralizada, de forma tal que tiene la particularidad de crear un «fork», es decir, una «mini» nueva empresa derivada que tenga por finalidad solucionar un problema muy puntual.

Estos dos casos mencionados son solo algunos, ya que todas las empresas del rubro debieron reinventar determinados aspectos en tiempo récord o enfrentarse a perder terreno frente a competidores que estuvieran más activos en el mundo digital. Lo cierto es que la cuarentena generó tendencias y abrió nuestra mente a nuevas posibilidades que perdurarán de aquí en más. Las empresas, conscientes de esto, lejos de cerrarse a su nicho de consumidores habituales, utilizaron todos los medios tecnológicos disponibles para allanarnos el camino en nuestro intento de convertirnos en semi-profesionales, ya que comprobaron una vez más la importancia de la retroalimentación y la relevancia que tendremos los autodidactas en todos los nuevos desafíos que nos depara el mundo.

5
0

¿Quieres publicar un artículo en la Gaceta Diaria de Quantfury? Aprende más.