Opera con precaución. Los contratos por diferencia (CFD) son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73.62% de las cuentas de los inversionistas minoristas pierden dinero en Quantfury al operar CFD a precios spot en tiempo real de las bolsas globales y de criptomonedas sin ningún tipo de comisión. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Gaceta Diaria de Quantfury

🖥️Tecnología
🏀Deportes

Cómo el blockchain ayuda a tu equipo de fútbol a ganar

por

Hay pocas cosas que emocionen más a un aficionado de fútbol que seguir las noticias sobre fichajes. Existe toda una industria en torno a esta información.

Esto llega a un punto álgido dos veces al año, cuando llega la fecha límite de traspasos y los clubes de todo el mundo compran y venden jugadores entre sí para reforzar sus aspiraciones al título, o para conseguir un dinero muy necesario para el club a través de la venta de jugadores.

En este proceso se intercambian miles de millones de dólares y, para algunos aficionados, el flujo y reflujo del mercado de fichajes es casi tan emocionante como los propios partidos.

En su mayor parte, el mercado de fichajes se ve a través del prisma del club comprador. Al fin y al cabo, a los aficionados al deporte sólo les interesa el aspecto deportivo de la ecuación. Los libros del club son irrelevantes para ellos. Solo quieren un nuevo lateral izquierdo porque el que tienen es una mierda.

La mayoría de los aficionados no ganan nada cuando un club vende a un jugador. Es solo otra debilidad que su club necesita llenar. ¿Por qué deberían preocuparse por algo que no conduzca a más victorias?

Esto pone a los clubes en una situación difícil porque, como se ha dicho, la venta de jugadores es una parte vital de su planificación financiera, pero si venden demasiados también pueden correr el riesgo de que los aficionados pierdan la paciencia con el club y retiren su apoyo financiero.

«¿Por qué voy a pagar un dineral para ir a ver perder a esos vagos?», podría decir algún aficionado.

Esto es un dilema para los clubes.

Al menos un club de Brasil ha ideado una forma nueva y única de afrontar ese dilema. Están creando tokens de blockchain a varios de sus jugadores y permitiendo que los fans del club los compren como una fuente de ingresos adicional para el club.

Eso es lo que hay para el club. Para el aficionado, están haciendo una inversión en el jugador que podría tener una gran recompensa potencial más adelante. A su vez, eso, en teoría, hace que estén más interesados en la venta de jugadores.

La forma en que funciona es que las fichas tienen un precio de 1/500.000 del valor de solidaridad actual de 12 jugadores seleccionados. El valor de solidaridad lo fija la FIFA y se paga a los clubes como compensación por los costes de formación cuando un jugador es transferido a cualquier parte del mundo. Suelen ser relativamente nominales, pero pueden ser bastante importantes.

Con las fichas, el propietario recibe 1/500.000 de esa cuota cuando se vende un jugador. Eso les da una participación financiera en el jugador y un interés en verlo triunfar, independientemente de que sea en su club o no.

En términos de dinero, dependería de la magnitud del traspaso. Tomemos un ejemplo extremo, el traspaso de Kylian Mbappé del Mónaco al PSG por 215 millones de dólares, para ver lo que podría significar en términos prácticos.

El pago solidario que un club habría recibido por ese traspaso habría sido de 10,7 millones de dólares (5%). Si el valor del token se fijara en 1/500,000, entonces cada token habría pagado 21,40 dólares. Si el club hubiera fijado el precio de las fichas en 10 dólares cada una en la oferta inicial, los aficionados que hubieran invertido habrían duplicado su dinero. Sin embargo, Mbappé es un ejemplo extremo. La mayoría de los fichajes no suponen 215 millones de dólares, por lo que, desde la perspectiva del club, la venta de los 500.000 tokens a 10 dólares cada uno va a representar un ingreso más consistente y predecible que una gran cuota de solidaridad ocasional.

Además, esos ingresos constantes pueden invertirse de nuevo en el club para conseguir mejores jugadores que les ayuden a ganar más. La mayoría de los aficionados estarán de acuerdo con no obtener un gran rendimiento de su inversión de 10 dólares por una ficha si eso significa que pueden ver a su club levantar un trofeo.
Aunque la ficha ayuda al aficionado a sentirse parte del proceso de venta, en última instancia el aficionado puede considerar que su contribución ayuda al club a ganar.

Es inteligente y para los clubes que tengan la visión de adoptar la idea de la tokenización podría representar una ventaja para ellos frente a sus pares menos progresistas.

0
0

¿Quieres publicar un artículo en la Gaceta Diaria de Quantfury? Aprende más.