Opera con precaución. Los contratos por diferencia (CFD) son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73.62% de las cuentas de los inversionistas minoristas pierden dinero en Quantfury al operar CFD a precios spot en tiempo real de las bolsas globales y de criptomonedas sin ningún tipo de comisión. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Gaceta Diaria de Quantfury

🏀Deportes

¿Está el fútbol a punto de suicidarse?

por

Dicen que el dinero dirige el mundo.

Y es cierto. Si quieres entender la motivación de casi cualquier decisión empresarial, solo tienes que seguir el dinero.

¿Una empresa despide a 500 empleados? Probablemente sea para aumentar la valoración. ¿La misma empresa los vuelve a contratar? Necesitan aumentar la producción para poder, lo has adivinado, ganar más dinero.

Así que, mientras los aficionados al fútbol tratan de asimilar la noticia de que los 12 clubes más famosos y exitosos de Europa han unido sus fuerzas para crear una Superliga Europea, lo mejor es recordar esta simple verdad.

¿Por qué lo hacen y por qué el mundo del fútbol se ve afectado por ello?
Por dinero. Mucho, mucho dinero. Los clubes más populares del deporte más popular del mundo quieren hacer dinero. Así de simple.

La única pregunta sobre este proyecto es si lo harán. Eso es menos seguro -y volveremos a hablar del porqué en un minuto-, pero primero echemos un vistazo a lo que proponen exactamente:

Las 12 marcas más grandes (y estoy usando la palabra «marcas» a propósito aquí, ya que hay clubes que merecen estar en esta lista por razones deportivas que se excluyen con fines comerciales) han anunciado que van a formar una competición, que comenzará este otoño, que correrá en paralelo con las ligas existentes y la Liga de Campeones. Esos clubes son:
Arsenal, Chelsea, Liverpool, Manchester City, Manchester United, Tottenham, AC Milan, Inter Milan, Juventus, Atlético de Madrid, Barcelona y Real Madrid.

Han sugerido que hasta ocho equipos más se unirán a ellos en el futuro. Hasta ahora, no hay equipos alemanes ni franceses en la lista, lo que probablemente significa que Dortmund, Bayern de Múnich y PSG se están reservando plazas, con otras cinco plazas por determinar.

Todo ello estaría respaldado financieramente por JP Morgan (NYSE: JPM), con 4.200 millones de dólares en premios. La reacción al anuncio en el mercado ha sido bastante discreta, y JPM sólo ha bajado ligeramente desde una apertura a 153,57 dólares hasta 152,50 dólares. El único club de la lista que cotiza en bolsa, el Manchester United (NYSE: MANU), experimentó una ganancia marginal: de 16,17 a 17,26 dólares.

La reacción de los aficionados y de los directivos del fútbol no fue para nada silenciosa. Fue apocalíptica. Las ligas amenazaron con echarlos. Las autoridades dijeron que los jugadores que participasen en la competición serían vetados para jugar en la Eurocopa y el Mundial. Los aficionados, por su parte, amenazaron con retirar su apoyo.

Es esto último lo que más deben temer los clubes implicados y lo que más fácil les resultará. Se considera que los hinchas tienen un apego irracional a los clubes que apoyan. La idea es que no van a retirar su apoyo. Por lo tanto, si puedes confiar en que los millones de aficionados que ya tienes comprarán tu producto de forma fiable (en forma de entradas y mercancías), entonces te sientes seguro al alterar el sistema de esta manera. No tienes nada que perder y mucho que ganar.

Pero los aficionados están muy enfadados ahora mismo. Lo mejor sería que estos clubes pensaran al menos en la idea de que no se sentirán automáticamente atraídos por el proyecto.

El deporte es un negocio único. Se basa en un contrato social entre el aficionado -el consumidor- y el club. Si los aficionados no creen que lo que se hace es importante, o que se les representa, todo el sistema se derrumba. Enfrentémonos a los hechos: 22 tipos con pantalones cortos persiguiendo un balón no importan realmente. Solo por el significado que le dan los aficionados se convierte en una mercancía que puede crear miles de millones de dólares en ingresos.

Puede que estos clubes tengan razón. Pueden confiar en que los aficionados se hagan a la idea de esta Superliga. Pero, no se equivoquen. Es una apuesta.

La pregunta que deberían hacerse es si es una apuesta que necesitan hacer.

0
0

¿Quieres publicar un artículo en la Gaceta Diaria de Quantfury? Aprende más.