Opera con precaución. Los contratos por diferencia (CFD) son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73.62% de las cuentas de los inversionistas minoristas pierden dinero en Quantfury al operar CFD a precios spot en tiempo real de las bolsas globales y de criptomonedas sin ningún tipo de comisión. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Gaceta Diaria de Quantfury

👜Moda

Supreme: ¿reyes del plagio?

por
José Albelo
Equipo de Comunicación de Producto de Quantfury

Para muchos Supreme (NYSE: VFC) es una religión, es más que una marca. En Supreme son unos genios del marketing, no hay duda, pero al mismo tiempo puede que sean de los mayores copiones del siglo 21, aún así para los amantes de la ropa urbana de lujo Supreme es el ejemplo a seguir. 

Supreme fue creada por James Jebbia un americano-británico amante del skate que se mudó a Nueva York. James sabía muy bien lo que conlleva a ser un skater “cool”, que es básicamente ser una persona que invierte cantidades considerables de dinero en patinetas (o skates) y ropa, así que un buen día pensó “oye, aquí falta algo, ¿y si abro yo una tienda?” y decidió crear una marca tan potente, que la gente básicamente terminaría peleándose simplemente por una prenda que lleva un logo con una caja roja; un logo icónico, un logo reconocible, un logo que ha sido acusado de ser copiado.

Ya habiendo creado la marca Supreme, surgió la idea de crear ediciones limitadísimas de cada prenda, esta es desde un punto de vista económico la clave del éxito de Supreme, ya que ciertamente son genios del marketing, ¿para qué trabajar 100 horas a la semana, para generar 1 millón de dólares americanos en ventas, cuándo puedes trabajar 50 horas a la semana y generar 2 millones de dólares americanos en ventas?

Como la oferta de cada prenda es muy baja, y la demanda es mucho mayor, cada prenda termina siendo un objeto de deseo, tan importante es el factor de ser un “objeto de deseo” que se ha visto varias veces que cuando Supreme lanza una nueva colección, se forman filas kilométricas en la calle, luego, tras agotarse toda la colección en unos minutos, empieza la guerra de precios en internet donde cualquier cosa que valía 30, 40 ó 50 dólares americanos lo encuentras unos días más tarde por 800, 900 ó 1.000 dólares americanos en plataformas como eBay (NASDAQ: EBAY).

Un ejemplo fascinante es el ladrillo de Supreme (que vale 30 dólares americanos originalmente), mismo ladrillo que revendido en eBay vale 1.000 dólares americanos. La marca aparte de eso ha creado piezas en colaboración con artistas de la talla de Takashi Murakami, Terry Richardson o con marcas como Nike (NYSE: NKE), Vans y The North Face; incluso hubo una patineta (o skate) famosa, con los puntos de colores característicos de Damien Hirst, que se llegó a vender por más de 7.000 dólares americanos.

Todo esto permite entender la grandeza de la marca, por eso es atrevido decir que en Supreme son unos auténticos copiones, pero hay serias evidencias de que a pesar de impopular, esta idea puede ser cierta… por ejemplo mira la famosa sudadera Adidas (BATS EU: ADS) RUN DMC, bueno, Supreme tiene una sudadera muy similar. 

Luego, observa la portada del famoso álbum Load de Metallica, bueno, Supreme tiene una sudadera con un diseño muy similar. Observa la chaqueta de Scarface, diseñada por Jh Design, bueno, Supreme también tiene una chaqueta muy similar, por no decir igual. 

Lo chistoso es que ninguna marca parece salvarse de Supreme, por ejemplo es posible ver este tipo de coincidencias con una sudadera de Coca Cola (NYSE: KO), casualmente Supreme tiene una sudadera con un diseño muy similar.  Otro ejemplo es McDonald’s (NYSE: MCD), una marca que no destaca por ser especialmente buena a nivel estético (en lo que a ropa se refiere), pero no importa, con el logo de Supreme, es más cool y vale mucho más.

Y todo esto solo es la punta del iceberg, es una parte mínima de la cantidad de diseños que se sospecha que ha copiado Supreme. De hecho, hay una cuenta de Instagram (NASDAQ: FB) llamada @supremecopies, que significa en español “Supreme copia”.

La pregunta que algunas personas se hacen es ¿cómo no va a ser Supreme una marca que copia, si ha demostrado serlo desde el día 1, desde la misma creación de la marca, del nombre y del logo? Porque el logo es hiper reconocible, el mismo curiosamente se parece muchísimo al trabajo de Barbara Kruger y el nombre “Supreme” se parece curiosamente al nombre que lleva una camiseta de una marca famosa de patinetas (o skates), llamada Powell Peralta.

De hecho, el mismo creador de Supreme, reconoció que el logo de la marca estaba inspirado en el estilo de las obras de Barbara Kruger, este reconocimiento curiosamente lo hizo en el contexto en una demanda suya a otra marca que le había copiado a Supreme.

Algo interesante es que debido a problemas para registrar su marca en diferentes países, la empresa ha tenido que ver cómo hay emprendedores atrevidos que han crearon una tienda en Barcelona que se llama Supreme y que tiene el mismo logo que Supreme, los mismos colores que Supreme, que ponen toda su ropa Supreme, pero que es un fake, un Supreme falso.

La pregunta es, ¿realmente importa? Si es que realmente las camisetas que vas a comprar allí son la misma camiseta blanca, con el logo de Supreme. No verías la diferencia entre la real y la falsa, lo irónico es que luego de haber copiado tanto, ahora ellos ven sin poder hacer nada, como les copian a ellos tranquilamente. 

Muchos dirán que cuándo copias a una persona, es plagio, pero cuándo copias a muchos es inspiración, sea como fuere, siempre que te pregunten es justo decir de quién te inspiras y a quién admiras, ya que si bien crear una marca de renombre mundial (y ganar millones en el proceso) es genial, darle honor a quién honor merece, lo es aún más.

3
0

¿Quieres publicar un artículo en la Gaceta Diaria de Quantfury? Aprende más.