Opera con precaución. Los contratos por diferencia (CFD) son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73.62% de las cuentas de los inversionistas minoristas pierden dinero en Quantfury al operar CFD a precios spot en tiempo real de las bolsas globales y de criptomonedas sin ningún tipo de comisión. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Gaceta Diaria de Quantfury

🎭Entretenimiento

Ser consciente dañó la Internet (y las bases de fans)

por
Jonty Bylos
Equipo de Análisis de Negocio de Quantfury

Los héroes y villanos de los cómics capturan la imaginación de cientos de lectores de todo el mundo. No menos interés despertó la movida de DC Comics, de AT&T Warner Media, una subsidiaria de AT&T (NYSE: T).

Alerta de spoiler: En Batman: Urban Legends, Robin, alias Tim Drake, desenmascara su identidad secreta y revela ser bisexual. Un movimiento que no es infrecuente en los medios populares, como se vio recientemente en Loki de Marvel y Disney (NYSE: DIS), donde el personaje principal también revela su amor por ambos géneros (biológicos), pareciendo estar a la última moda.

Lo que fue todo menos inesperado, sin embargo, fue la fascinante atención de los fanáticos, los críticos y algunos que al margen miraban con desprecio y otros con encanto. Por un lado, muchos fanáticos alegres, que han estado escribiendo su propia ficción de Batman y Robin, incluidas fantasías gráficas para mayores de 18 años, estaban celebrando ver a DC Comics finalmente despertar a los tiempos de cambio progresivo. Otros fans fueron críticos al ver como muchos se burlaban de su héroe de infancia al ver abofeteada la identidad sexual, que contradice con el pasado de Robin, como pura táctica de marketing para complacer a la multitud progresista, en un esfuerzo por impulsar las ventas de cómics. Este es otro ejemplo de la frase popular «sé consciente, o arruinate», refiriéndose a los esfuerzos de una empresa privada para complacer a los que son correctamente políticos, generalmente a expensas de las utilidades de la compañía.

Otra crítica que surgió: ¿por qué no crear un nuevo superhéroe, con una nueva historia y deseos, en lugar de reescribir un viejo favorito? La multitud LGBT respondió, criticando a los críticos por su rechazo de las preferencias nuevas, pero antiguas de Robin, señalando que cualquier nuevo personaje de superhéroe que esté definido con una identidad LGBT se descarta rápidamente como un truco de marketing, razón por la cual ningún superhéroe LGBT amigable ha salido de su closet (o estanterías de cómics).

Curiosamente, una pequeña minoría de espectadores señaló que la mayoría de los superhéroes LGBT se centraban alrededor de su identidad sexual y sus preferencias eran probablemente su principal motivación para ser creados en primer lugar, lo que resulta en un personaje mal escrito y una historia pobre en general. Un desarrollo deficiente del carácter no equivale a popularidad. Quizás, es por eso qué es más fácil agregar un sabor diferente a un superhéroe popular existente, que escribir uno enteramente nuevo. Por supuesto, en tales discusiones en línea, el mérito artístico se ve un poco opacado por el grito de las multitudes.

Una perspectiva que no ha sido tan discutida es qué tan rentable este tentador tema ha sido para todas las empresas de medios implicadas. DC Comics ciertamente no se ha visto afectado por la publicidad no planificada (y planificada). Cientos de medios de comunicación tenían una excusa para publicar títulos relacionados, que eran difíciles de ignorar. Y, por supuesto, en Twitter (NYSE: TWTR), #TimDrake y #Robin combinados obtuvieron más de 2 millones de tweets solo dentro de los últimos 7 días. Paga ser consciente.

Quizás, «ser consciente o arruinarse» no siempre se aplica, especialmente cuando los héroes y los villanos no están limitados a los colores de sus tiras cómicas.

3
0

¿Quieres publicar un artículo en la Gaceta Diaria de Quantfury? Aprende más.