Opera con precaución. Los contratos por diferencia (CFD) son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73.62% de las cuentas de los inversionistas minoristas pierden dinero en Quantfury al operar CFD a precios spot en tiempo real de las bolsas globales y de criptomonedas sin ningún tipo de comisión. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Gaceta Diaria de Quantfury

🖥️Tecnología

Escudos activados

por
Beatriz T. colaborador

Estos últimos años hemos visto una digitalización masiva de las empresas, ya sea en redes sociales o e-commerce. El riesgo de nuevos bloqueos hace actuar a las empresas en consecuencia y llevarlos a un terreno totalmente digital. Y es que en todo ámbito, ya sea el real o el digital, existen riesgos asociados, y es aquí donde compañías como Allianz (BATS EU: ALV) hacen sus estudios para medir los riesgos a nivel mundial, con más de 80 países y 2500 participantes, entre diferentes compañías y profesionales del área. Recientemente, llegaron a la conclusión de que las empresas están muy preocupadas por el nuevo reto que tienen por delante debido a la digitalización: los ataques cibernéticos.

La manera de trabajar ha evolucionado, el trabajo a distancia es una de las principales desventajas en la seguridad de las empresas, ya que se puede perder un poco de control sobre el uso de ciertos archivos o programas, generando brechas informáticas. Pero las empresas, deben garantizar la seguridad a la hora de trabajar desde cualquier parte del mundo. Últimamente, los ataques “ransomware” están tomando relevancia, haciendo que los usuarios afectados pierdan el control de los distintos dispositivos a cambio de un rescate económico. El laboratorio de amenazas de Fortinet (NASDAQ: FTNT) ha detectado más de 200 mil intentos de distribución de estos ataques, durante los primeros 4 meses de 2022.

El uso de antivirus más avanzados como medida de prevención en los sistemas informáticos es una herramienta básica e indispensable, ya que es la primera barrera que tenemos para protegernos. Crowdstrike (NASDAQ: CRWD) hace referencia a empresas que manipulan bases de datos muy sensibles o información que pueda comprometerlas como organización. Los gobiernos también entran en esta batalla cibernética, debido a que los objetivos pueden ser muy diversos y con muchos fines. Todos deberían estar pendientes de sus sistemas de seguridad para evitar filtraciones o ataques que puedan desestabilizar todo el sistema.

Pero la gestora de riesgo Allianz (BATS EU: ALV), va un poco más allá cuando habla de ciberataques, los ataques son cada vez más sofisticados y más veloces. Aquellos que no tengan la capacidad de actuar de manera rápida quedarán en manos del destino. Es por esto que es fundamental para las organizaciones integrar las últimas tecnologías a las medidas de seguridad, para abordar los problemas de manera integral, ya no alcanza con solo tener un antivirus en los dispositivos electrónicos actuando como “filtros” para determinar qué ingresa al sistema. Lo primero que podríamos pensar es que ningún sistema o filtro es efectivo al 100%, y es correcto, ningún sistema es infalible, ya que constantemente nos encontramos con amenazas nuevas y más sofisticadas que las anteriores.

La inteligencia artificial comienza a jugar un papel fundamental en este escenario, dotando a las empresas de la versatilidad necesaria para actuar ante distintas situaciones que se presenten. Las infecciones más complejas que logran penetrar los sistemas, son difícilmente detectadas, si no se tiene conocimiento de un defecto o de la presencia del virus. La inteligencia artificial puede hacer uso del «machine learning» en situaciones como esta, en las que la IA aprende del comportamiento normal de ciertos archivos y cuando uno de estos se sale de la norma o actúa de manera extraña, las herramientas de seguridad de la misma IA proceden con la amenaza. Dotar a la inteligencia artificial de grandes bases de datos permite que el sistema de seguridad se pueda adelantar a los ataques, haciendo una prevención aun mayor, ya sea en los dispositivos o más complejo aun en la nube si estamos hablando de “big data”.

El valor que pueda tener una empresa está directamente relacionado con la información que tenga en su poder, y en esta era totalmente digital, donde las compañías relativamente nuevas pueden tener algunas falencias informáticas, deben estar pendientes de las innovaciones en ciberseguridad, ya que podrían verse en la necesidad de mejorar su protección. Es donde compañías como Fortinet (NASDAQ: FTNT) y Crowdastrike (NASDAQ: CRWD) tienen una misión para los próximos años, demostrar que el costo de implementar estos sistemas de seguridad que trabajen con inteligencia artificial, es mucho menor que el beneficio que les puede aportar.

6
0

¿Quieres publicar un artículo en la Gaceta Diaria de Quantfury? Aprende más.