Opera con precaución. Los contratos por diferencia (CFD) son instrumentos complejos y conllevan un alto riesgo de perder dinero rápidamente debido al apalancamiento. El 73.62% de las cuentas de los inversionistas minoristas pierden dinero en Quantfury al operar CFD a precios spot en tiempo real de las bolsas globales y de criptomonedas sin ningún tipo de comisión. Debe considerar si entiende cómo funcionan los CFD y si puede permitirse asumir el alto riesgo de perder su dinero.

Gaceta Diaria de Quantfury

👜Moda

¿La moda fea, llegó para quedarse?

por
José Albelo
Equipo de Comunicación de Producto de Quantfury

El mundo de la moda es un mundo maravilloso y críptico para muchos, incluyéndome. La moda puede ser muchas cosas dependiendo de a quién se le pregunte, pero en general, la moda es una forma de expresión humana, de alcanzar un estatus y, en última instancia, un negocio. 

Los ingresos del mercado mundial de la moda se estimaron en unos 1,5 billones de dólares en 2021 y se prevé que aumenten a unos 2 billones en 2026. Este punto es muy importante, ya que analizar la moda ignorando que es un negocio puede hacernos perder el contexto. 

Si es un negocio tan bueno el de la venta de ropa, ¿qué pasará cuando la gente ya no necesite ropa nueva? Esto podría ser una gran amenaza para la industria, pero no lo es. ¿Por qué? Probablemente, porque desde hace muchos años la moda no tiene que ver con vestir bien y con elegancia, sino con el estatus. 

Aquí es donde entra la ‘moda fea’, una tendencia en la que diferentes marcas de ropa de lujo desafían todos los conceptos del buen gusto y la elegancia para explorar los límites de la moda. Un ejemplo son los tacones de Balenciaga (BATS EU: KER) en colaboración con Crocs (NASDAQ: CROX), que son, simplemente lo que parecen, unas crocs normales con tacón. Esta prenda ‘desafiante’ se vende por 565 dólares

La ‘moda fea’ puede ser una salvación para la industria. Para los diseñadores, es una oportunidad de poder desafiar los estándares de la industria y de la sociedad, al tiempo que inventan artículos que dan mucho que hablar. Por otro lado, para las personas que compran la ropa, es una importante señal de estatus: en un mundo en el que todo el mundo viste bien, vestir mal es una señal de rebeldía, que tiene un alto precio, por supuesto, ya que no hace sino reforzar la idea de estatus. 

Por último, desde el punto de vista comercial, es brillante. La cantidad de dinero que la industria se ahorra en marketing puede ser considerable. Porque cualquier persona con un mínimo de buen gusto que vea un par de crocs con tacones, expresará su opinión al final del día. Si bien los diseñadores comentan que todo esto es ‘por el bien de la moda’, no es menos cierto que hay crímenes innegables contra el buen gusto. 

Un ejemplo de cómo la industria de la moda se desafió a sí misma de una manera mucho más elegante la dio el rapero Kanye West cuando firmó un acuerdo con Adidas (BATS EU: ADS). Además de más dinero, Kanye también obtuvo el control total del proceso creativo, lo que fue una excelente idea a la luz de los hechos.

Adidas y Kanye resultaron ser una pareja perfecta, y en 2015, Kanye lanzó su primera Yeezy Boost 350. Puede que te gusten las Yeezy (como a mí) o puede que no. Pero, desde luego, es innegable que, comparados con los crocs de tacón de Balenciaga, son una prenda mucho más elegante y efectiva. 

Tal vez como modelo de negocio, la ‘moda fea’ sea mucho más interesante, ya que es fácil llevar la contraria haciendo cosas absurdas. Sin embargo, también se puede llamar la atención haciendo cosas desafiantes con buen gusto.

Es bueno seguir el principio de que ‘menos es más’ porque la sencillez es la máxima sofisticación, así que más vale ser cuidadoso y vestir siempre con precaución.

4
0

¿Quieres publicar un artículo en la Gaceta Diaria de Quantfury? Aprende más.